best free magento theme

Ir directamente al contenido principal »

Su carrito está vacío.

Barritas y geles

Barritas y geles

Las barritas energéticas se utilizan para incrementar la densidad calórica en momentos en los que la dieta, por sí sola, no sea capaz de aportar todas las kilocalorías que el organismo demanda. La mayor parte de las barritas aportan entre 3-5 kilocalorías por gramo. Este extra energético se obtiene principalmente a partir de hidratos de carbono, aunque no de forma exclusiva. Las barritas contienen también grasas y proteínas, además de vitaminasy minerales. El porcentaje de contenido de uno u otro macronutriente determina el uso más correcto y eficaz que se atribuye a cada tipo de barrita.

Los ingredientes habituales de las barritas energéticas encontramos los cereales, fructosa, glucosa, lactosa, sacarosa, miel, chocolate, frutas, frutos secos, lácteos, soja… También se caracterizan por tener un contenido en agua relativamente bajo, es decir, son productos secos.

Los geles de glucosa son suplementos que, en poco volumen, aportan gran cantidad de glucosa al organismo. Por término general, los geles de glucosa contienen entre 20 y 30 gramos de glucosa por envase, así que son muy energéticos. Su componente principal es el agua que sirve de medio de dilución a los azúcares. Su utilizan diferentes hidratos de carbono sencillos: glucosa, fructosa, dextrosa, sacarosa, etcétera, pero todos tienen en común que su velocidad de paso de la luz intestinal a la sangre es rápida. De este modo, se pueden reponer las pérdidas causadas por el ejercicio muscular de manera más veloz.

El mecanismo de acción de estos productos se basa en la utilización de la glucosa como fuente energética. La glucosa se almacena en algunos órganos de cuerpo humano, hígado y músculo, en forma de cadenas más largas llamadas glucógeno. La cantidad de glucógeno disponible en cada ser humano es variable dependiendo de muchos factores, pero uno de ellos consiste en el entrenamiento y la alimentación correcta orientada a aumentar estos depósitos. Sin embargo, y por muy elevadas que sean las reservas de glucógeno, tras un ejercicio intenso y mantenido, estas se consumen. Es el momento fatídico en el que, si no hay una rápida reposición, y las células musculares no consiguen moléculas de glucosa para obtener energía, el rendimiento caerá en picado, debido a una pájara o hipoglucemia. Por esto son interesantes los geles de glucosa, para no llegar a este momento.

No existen productos que cumplan el criterio de seleción